El séptimo día. Aperitivos de culto